Recibir newsletter

Simple Contact form

Recibir newsletter

Drap-Art es una asociación de artistas que han hecho de los materiales de desecho su recurso material y/o conceptual. Promueve una nueva tendencia en el arte visual que tiene sus orígenes en los movimientos de finales del siglo XIX y principios del siglo XX, como el Arts and Crafts o William Morris. En Cataluña las ideas de éstos fueron promovidas por artistas como Santiago Rusiñol o Ramon Casas. Una de sus utopías imaginaba un mundo sin grandes concentraciones de poder, sino repartido en pequeñas unidades económicas, en las cuales los seres humanos, con su creatividad plenamente desarrollada, trabajaban de forma independiente en sus talleres, tanto en creaciones libres como en obras comisionadas, en objetos de diseño o productos artesanales por encargo.

Los artistas vinculados a Drap-Art han actualizado esta imagen en la era postpunk de Madmax y arte urbano. En un mundo dominado por los grandes monopolios y multinacionales, donde pronto nos cobrarán incluso el oxígeno que respiramos, nos convertimos en termites que agotan los recursos y llenamos -incitados a consumir sin cesar en una carrera hacia la autodestrucción- el planeta de desechos. En un mundo así, es positivo recuperar la utopía de los modernistas de una sociedad formada por pequeñas unidades económicas de artistas y artesanos para contrarrestar los monopolios, pero en un planeta lleno de desechos, además tienen que aprovecharse todos estos recursos obsoletos.

Como el artista es un ser que reacciona a su entorno, y desde de industrialización el objeto ha reemplazado la naturaleza como tema en el arte, con la proliferación de los residuos, los objetos utilizados y tematizados por las corrientes de artistas al siglo XX, como los Dadaistes, Duchamp, Fluxus, Arte Povera y los Nouveaux Réalistes, Arman y sus Poubelles y Accumulations son, naturalmente, residuos y objets trouvés.